Venta online brezo vallas Girona
Venta productos peluqueria, belleza y estetica Xpels
Venta ropa interior mujer Lintima
Uniforme laboral ropa trabajo Global Uniformes
Tiendas online Ecommerce ServiWebsi
Créditos para su tienda online

Galicia espallada

Unha recolleita da cultura galega

Literatura, historia, arte, música, gastronomía, galeguismo, tradicións, lendas, costumes, emigración

Á memoria de Manuela Viaño (1929-2013)

Rosalía De Castro - Follas Novas

Rosalía de CastroXLI  (FOLLAS NOVAS)

 

Tembra un neno no húmido pórtico

Da fame e do frío

ten o sello o seu rostro de ánxel,

inda hermoso, mais mucho e sin brilo.

 Farrapento e descalzo, nas pedras

os probes peíños,

que as xiadas do inverno lañaron,

apousa indeciso;

pois parés que llos cortan coitelos

de aceirados fíos.

Coma can sin palleiro nin dono,

que todos desprezan,

nun curruncho se esconde, tembrando,

da dura escaleira.

E cal lirio se dobra ó secárese,

o inocente a dourada cabesa

tamén dobra, esvaesido ca fame,

e descansa co rostro nas pedras.

E mentras que el dorme,

triste imaxen da dor i a miseria,

van e vén ¡a adoraren o Altisimo!

fariseios, os grandes da terra,

sin que ó ver do inocente a orfandade

se calme dos ricos a sede avarienta

XLI (FOLLAS NOVAS)

 

Tiembla un niño en el húmedo pórtico.

Del hambre y del frío 

tiene el sello su rostro de ángel,

todavía hermoso, mas mustio y sin brillo.

Harapiento y descalzo, en las piedras

los pobres piecitos,

que las heladas del invierno dañaron,

apoya indeciso,

pues parece que se los cortan cuchillos

de acerados filos.

Como perro sin pajar ni dueño,

que todos desprecian,

en un rincón se esconde, temblando

en la dura escalera.

Y cual lirio se dobla al secarse,

el inocente la dorada cabeza,

también dobla, desvanecido con el hambre,

y descansa con el rostro en las piedras

Y mientras que él duerme,

triste imagen del dolor y la miseria,

van y vienen ¡a adorar al Altísimo!

fariseos, los grandes de la tierra,

sin que al ver del inocente la orfandad

se calme de los ricos la sed avarienta.  

 

TI ONTE, MAÑÁN EU  (FOLLAS NOVAS)

Caín tan baixo, tan baixo,

que a luz onda min non vai;

perdín de vista as estrelas

e vivo na escuridá.

Mais, agarda... ¡o que te riches

insensibre ó meu afán!

Inda estou vivo... inda podo

subir para me vingar.

Tirá pedras ó caído,

tiraille anque sea un cento;

tirá... que, cando caiades,

hanvos de face-lo mesmo.  

TÚ AYER, MAÑANA YO (FOLLAS NOVAS)

Caí tan bajo, tan bajo,

que la luz donde mí no va,

perdí de vista las estrellas

y vivo en la oscuridad.

Pero aguarda… ¡el que te reíste

insensible a mi afán!

Todavía estoy vivo… aún puedo

subir para vengarme.

Tirad piedras al caído,

tiradle aunque sea un ciento;

tirad.. que cuando caigáis,

os han de hacer lo mismo.