Venta online brezo vallas Girona
Venta productos peluqueria, belleza y estetica Xpels
Venta ropa interior mujer Lintima
Uniforme laboral ropa trabajo Global Uniformes
Tiendas online Ecommerce ServiWebsi
Créditos para su tienda online

Galicia espallada

Unha recolleita da cultura galega

Literatura, historia, arte, música, gastronomía, galeguismo, tradicións, lendas, costumes, emigración

Á memoria de Manuela Viaño (1929-2013)

 

EL PETO DE ÁNIMAS DEL PUENTE VIEJO O DE PIEDRA DE MONFORTE DE LEMOS

por el historiador-investigador monfortino Felipe Aira Pardo

 

 

Ponte vella

Los petos de ánimas son sencillos monumentos de piedad popular  en encrucijadas, al borde de caminos, en atrios de iglesias, etc.

Dentro de las construcciones populares, los petos son los que manifiestan  la importancia del purgatorio.

Los más antiguos corresponden al siglo XVI, aunque el siglo XVII fue la época  de mayor profusión de los monumentos dedicados a las ánimas, que evidencian la influencia de la Iglesia en la mentalidad de un pueblo. Solían ser levantados por el clero, la cofradía de las ánimas o un particular, un devoto que cumplía de esa manera una promesa.

La administración era llevada por la iglesia o por la cofradía respectiva.

Existen varios tipos  de petos: de mano, que eran los utilizados en las iglesias y capillas durante los oficios, y en ocasiones se encontraban fijos dentro del templo. Otros eran obras de cantería, que forman parte de un crucero, muro, iglesia o casa. En nuestro caso particular formaba parte del puente de piedra. En los cruceros, en ocasiones, en sus bases, existía un peto. De ahí la denominación de “crucero de ánimas”. Solían representar la escena del purgatorio y tener en la base un pequeño peto para limosnas.

Hay también los petos que delimitaban la propiedad de la iglesia de los vecinos. Algunos muy sencillos, con sólo una cruz o una imagen.

Las noticias sobre un peto en el puente de piedra o viejo de nuestra población, vienen citadas en diversos documentos, de diversos archivos históricos. Vamos a citar un par de documentos.

Por ejemplo, en el Archivo Histórico Municipal, se trata por parte de los munícipes, en el año 1856, lo siguiente:

 

“(…)Teniendo presente dichos  señores el mal efecto que causa en medio del puente de este pueblo una especie de cepillo o cajón de sillería muy antiguo y de reconocida inutilidad, han determinado arruinarlo (…)”

 

Pocos días después, en otro documento municipal se puede leer:

 

“(…)resolvieron que la piedra sacada de la demolida caja o cajón TITULADO DE LAS ÁNIMAS, sita en el puente de esta villa, se emplee en construir una escalera que facilite entrada cómoda al convento de las monjas de Santa Clara de esta villa, del mismo que tenía antes de rebajarse la calle con cuyo motivo, sufrió el perjuicio indicado (…)”

 

 


 

 

LA COFRADÍA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO EN EL AÑO 1844.

 

En el Archivo Parroquial de Santa María de A Régoa,  se conserva un interesante documento que se remonta al año 1844, que nos da cuenta de los cofrades de la cofradía del Santísimo Sacramento, con la relación de sus nombres y las calles monfortinas donde residían.

 

Comienza el documento:

 

 “MEMORIAL DE LA COFRADES DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO. CABEZA DE CASA, DE LA PARROQUIA DE SANTA MARÍA DE LA REGOA DE LA QUE ES MAYORDOMO DON JOSÉ MARCOS GUTIÁN, QUE DEBEN PAGAR CADA AÑO UN REAL CON ESPRESIÓN DE LOS QUE ADEUDAN HASTA EL PRESENTE AÑO INCLUSIVE #  

                                   

                                      AÑO DE 1844. (…)”

 

No vamos  a transcribir el nombre de todas las personas relacionadas en el documento, ni la cantidad de reales adjudicadas a cada una, para no hacer un artículo demasiado largo.

Tenemos que destacar que en algunos casos, los nombres de las personas van acompañados de los apodos por los que eran conocidas popularmente. Entre los apodos, podemos citar los siguientes: PICARDÍAS, COCEIRO, ZANCARRÓN, JUDAS, BICHOS, BOQUETE, GORRIÓN, NARRUXO, GUIMARO, CUCAINA, JABONERO, etc.

En la actualidad, todavía se conserva el apodo entre los descendientes actuales, de algunos de los cofrades citados aquí.

Igualmente, destacar que se citan miembros de familias hidalgas de la población, con apellidos que, desde siglos atrás, aparecen en documentos antiguos, ocupando puestos destacados dentro de la sociedad y economía local.

Por otra parte, incidir que, según la importancia social, económica etc., que tuviesen los cofrades, se le colocaba el “Don” o “Doña”, delante de su nombre.

 

A continuación, hacemos una relación resumida por calles y, número de cofrades relacionados en cada una de ellas.

 

CARUD DE S.ANTONIO: 6 personas.

COBAS y CASAR: 8 personas.

FABEIRO: 7 personas.

ABELEDOS: 58 personas.

CAMPO Y CRUCERO DE S. ANTONIO: 32 personas.

REMBERDE: 52 personas.

CORREDOIRA: 30 personas.

MONJAS: 18 personas.

PLAZA DEL ARRABAL: 8 personas.

CANEIRO y AIRA: 12 personas.

PEÑA: 36 personas.

HERRADORES: 15 personas.

CALLEJA: 22 personas.

MESÓN, PELAMBRES y CARREIRIÑA: 11 personas.

ARRABAL: 17 personas.

CARUD DE S. LÁZARO: 46 personas.

ACEÑA NUEVA: 5 personas.

COMPAÑÍA: 22 personas.

CARDENAL: 9 personas.

SEDEIROS: 11 personas.

CISQUEIROS: 11 personas.

VENTANIÑA: 4 personas.

CHAOS DE ABAJO: 32 personas.

CHAOS DE ARRIBA 15 personas.

PIÑEIRO: 6 personas.

ESCONTRELA: 8 personas.

HORNOS: 17 personas.

ZEREIJÁS: 9 personas.

TRAVIESA y BURATO: 8 personas.

SANTO DOMINGO: 8 personas.

HERREROS: 6 personas.

PESO: 7 personas.

REGOA: 11 personas.

MONTEPANDO, CANSILVOSA y CASA DO MONTE: 4 personas.

 

 

 

  • Todas aquella/os que les interese saber si alguno de sus antepasados era citado en este documento, en la calle donde residía, etc., estamos a su disposición para ayudarles, si nos es posible.  Entrar aquí  http://www.jrcasan.com/MONFORTE/historiademonforte.htm

  • Web de Monforte de Lemos : http://www.jrcasan.com/