Galicia espallada

Unha recolleita da cultura galega

Literatura, historia, arte, música, gastronomía, galeguismo, tradicións, lendas, costumes, emigración

Á memoria de Manuela Viaño (1929-2013)

ALBORES DE HISPANIA

EL ORIGEN DE LA HUMANIDAD   

El origen y desarrollo de la humanidad estuvo forzado por la climatología, concretamente por la Era Glaciar (conocida como Pleistoceno). 

Durante los periodos glaciares la temperatura bajaba muchisimo y se cubría de hielo una gran masa terrestre del planeta, produciendo que al reducirse la altura de los mares afloraran caminos en los actuales estrechos de mar, facilitándose de ese modo la comunicación entre los continentes.  

En esos periodos el estrecho de Gibraltar permitía el paso entre Marruecos y España, el de Mesina entre Túnez e Italia, y los de Dardanelos y el Bosboro permitían el paso entre Turquía y Grecia. 

A la vez, como consecuencia del cambio climático los desiertos del Sahara en Africa y los de Arabia Saudita serian auténticos vergeles vegetales y animales. 

Si partimos de la premisa de un origen del hombre en Africa, es plausible la migración hacia el norte atravesando el Sahara, colonizando esta en un primer momento, y posteriormente pasando a Europa y Arabia.

 Yacimientos más antiguos y caminos que en teoría recorrieron los humanoides primigenios.

 Humanoides primigenios: yacimientos y caminos  

En el mapa se enmarcan las tierras habitables en la época glaciar, los países donde se encontraron los restos más antiguos y las rutas teóricas seguidas por los primeros pobladores.

Las tierras que aparecen en azul claro serían las cubiertas por los hielos en las glaciaciones mas duras, aunque entre glaciación y glaciación tierras cubiertas por hielo se quedaron al descubierto y fueron habitables; por lo que durante el largo periodo de la era glaciar se produjeron flujos y reflujos humanos del sur al norte y del norte al sur.

 

             

PRIMEROS POBLADORES DEL MUNDO

Los “Australopitecus” son los humanoides cuyos restos están datados desde hace 4 millones de años.

No se les considera propiamente humanos y no se ha encontrado el puente de conexión que los relacione con los humanos. 

Se han encontrado restos entre 4 millones de años y 1 millón de años a.C.

Los “Homo Habilis” existieron entre 2,5 millones de años y 1,6 millones de años a.C.

Se les considera más próximos a los humanos modernos que a los “Australopitecus”.

Andaban erguidos y fabricaban útiles de piedra.

PRIMEROS EUROPEOS 

Los “Homo Erectus” existieron entre 1,3 millones de años y se extinguieron hace 100.000 años a.C., se encontraron restos en Africa, Europa, y Asia. Oficialmente son considerados “los primeros europeos”. 

El “Hombre de Orce” encontrado en España, cuyos restos están entre 1,6 millones de años y 1 millón de años a.C., ha creado un gran debate sobre si debe ser incluido entre los Australopitecus o como descendiente del “Homo habilis” y antecesor del “Homo Erectus”. El debate se acentúa si tenemos en cuenta que el “Hombre de Orce” podría ser considerado el “primer europeo”. 

Los “Homo Antecesor” existieron hace 800.000 años en Europa, solo existen restos en la Sierra de Atapuerca en España, no se encontraron restos en Africa o en Asia. Se les considera los primeros “seres humanos” como tal. 

El yacimiento arqueológico de Atapuerca ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. 

Es el único yacimiento en Europa en que es posible seguir la evolución del modo de vida de los primeros Europeos desde hace 1 millón de años hasta épocas recientes. 

Mapa de localización de Atapuerca 

Mapa de localización de Atapuerca

Yacimiento de Atapuerca          Reconstrucción del Homo Antecesor 

Yacimiento de Atapuerca   Reconstrucción del Homo Antecesor   

Tanto si se reconoce al “Hombre de Orce” como si se reconoce al “Homo Antecesor” el origen de los europeos estaría en la Península Ibérica. 

En cualquier caso no hay que olvidar que durante la Era Glaciar el continente Europeo esta cubierto de hielo, con la salvedad de España, Portugal, el sur de Francia, Italia, y la península Balcánica. Y estos territorios estarían muy bien comunicados con Africa y Asia a través de islas afloradas en los respectivos estrechos como consecuencia del descenso de los mares. 

Por ello me atrevo a afirmar que la situación orográfica dio origen a dos culturas europeas: la Occidental en los territorios descritos del occidente y en el África noroeste, y la oriental en la península Balcánica y Turquía.

ESPAÑA 

“SPAN” en idioma Celta significa “Llave” o “Entrada”,  lo que me hace pensar que con este nombre nuestros antepasados primigenios señalaron el lugar donde comenzaron a identificarse como pueblo, o por donde entraron al continente europeo.  

La antigüedad de la cultura SPAN esta especialmente marcada por las numerosas pinturas rupestres encontradas en la península Ibérica, así como en la zona pirenaica de Francia. La muestra más notable corresponde a la cueva de Altamira (Cantabria), considerada la más importante del mundo del periodo Paleolítico, con pinturas datadas en el año 12.800 a.C. 

Además de los hallazgos de la cordillera Cantábrica, otras muestras significativas del arte rupestre son el “arco levantino español” declarado Patrimonio de la Humanidad en 1998, o los hallazgos de la provincia de Cádiz de 16.000 años a.C.  

En 10.000 a.C. Hasta 6.000 a.C. Con el inicio del deshielo se inicia el periodo Neolítico donde se produce el comienzo de la civilización humana. En esta época los territorios occidentales de Europa tendrían un mismo substrato racial y cultural, y gracias al deshielo colonizarían las tierras libres al norte y al este. De esta época también serian las pinturas rupestres del Tassili (sur de Argelia) que sugieren un desierto del Sahara todavía fértil (Tassili en lengua Tuareg significa “meseta entre dos ríos”). O incluso las pirámides de Guimar (Tenerife) todavía sin datación.

 Pirámide de Chacona en Guimar (Tenerife)

Pirámide de Chacona en Guimar, Tenerife

 

En 6.000 a.C. hasta 4.000 a.C., en SPAN aparecen signos claros de cambios evolutivos: la práctica de una economía de producción agrícola y ganadera, la utilización de cerámica, el pulimento de la piedra y un cambio en las costumbres funerarias. Son muy numerosos los abrigos rocosos conocidos donde aparecen estas manifestaciones; entre estos yacimientos merece destacar, por su sentido funerario, la Cueva de los Azules en Asturias, fechado en unos 7500 años a.C. 

En 4.000 a.C. hasta 3.000 a.C., el pueblo asentado en “Los Millares” (Almería) es la primera cultura datada en Europa, desarrolla un alto nivel técnico y cultural, descubrieron la utilidad del metal que dio nombre a su época: La Edad del Cobre. Siendo sucedida a partir de 1.900 a.C. por la cultura Argar en el mismo lugar. Estas culturas efectuaban sus enterramientos en urnas. 

Armas encontradas en Argar                                                      Cerámica Argar       

Armas encontradas en Argar Cerámica Argar

3.000 a.C. hasta 2.000 a.C., en este periodo se produce la explosión de la civilización humana: Tartesos (España y Portugal) con escritura alfabética, Egipcios con escritura jeroglífica y la pirámide de Keops, Cretenses (Grecia), Sumerios y Asirios (Mesopotamia) con escritura cuneiforme, cultura Harappa (Paquistán) con escritura pictográfica, dinastía Xia (China). Estas culturas urbanas comercian entre sí con metales (cobre, estaño, oro, plata, etc.) y cerámica; dando origen a los primeros imperios conocidos, y dando lugar al descubrimiento del bronce que da nombre a una época: La Edad del Bronce.

Sobre Tartesos aparecen muchas referencias en los escritos antiguos de las que citaré solo unas pocas:

“Anaku-ki, Kaptara-ki, las tierras más allá del mar superior (del Mediterráneo), Dilmun, Magan, las tierras más allá del mar inferior (el Golfo Pérsico) y los países desde el nacimiento del sol hasta su ocaso, que Sargon, el rey del mundo, conquistó tres veces”. Inscripción asiria publicada por O. Schröder, Kleinschrifttexte aus Assur, Leipzig, 1920. Esta inscripción es de 2.650 a.C.

“Pues el rey (Salomón) tenía naves de Tarschisch en el mar junto con las naves de Hiram. Las naves de Tarschisch venían una vez cada tres años y traían oro, plata, marfil, monos y pavos reales”. Texto del Antiguo Testamento 1 Reyes.10.22 

“La nombrada Tartesos, ciudad ilustre, que trae el estaño arrastrado por el río desde la Céltica, así como oro y cobre en mayor abundancia”. Escimno.164 (s. VI a.C.)  

“Tarschisch comerciaba contigo (Tiro) a causa de la multitud de toda clase de mercancías: llevaba al mercado plata, hierro, estaño, plomo”. Ezequiel.27.12 (c. 580 a.C.)

A Tartesos se la sitúa enclavada en la zona sudoeste de la península Ibérica, y concentró las sinergias del occidente Europeo y Africano.  

Se le supone una dimensión que alcanzaría desde la altura de las Islas Canarias hasta cerca de Italia, de forma que configuraría un autentico imperio, con una gran y poderosa flota naval. Una muestra de ello sería los bustos en roca hallados en el nacimiento del Río Tinto (Huelva) de tipo europeo, negroide, semita, y hominido, que serian las variedades raciales con que tenia contacto el pueblo Tarteso.

El substrato humano de SPAN seria en ese momento “Celta” y en menor medida “Ibera”. Según la distribución del mapa. Aunque se debe tener en cuenta también que según Estrabon “los Celtiberos y Berones antes se llamaban Celtas”.  

Mapa de la Península Ibérica

Pueblos originarios en la Península Ibérica

El alfabeto tartesio es el primer alfabeto conocido (datado en 2.344 a.C.), se descubrió estudiando las lapidas funerarias encontradas en el sudoeste de la península Ibérica, precisamente en la zona Tartesia y tendría 15 letras de las utilizadas actualmente. 

La capital de Tartesos era Konistorgis que significaría en lengua tartesia “Ciudad Real” y estaría situada en la desembocadura del río Tinto (Huelva). 

Los tartesios comerciaban con el Oriente de Europa, Africa y Asia según documentos Egipcios, Griegos, y Babilonios, sirviendo de puente con África negra (comercio de marfil), y a través de Galicia con Bretaña, Inglaterra, e Irlanda. La franja del Cantábrico (Galec) y la zona Lusitana comienzan a tener una personalidad diferenciada.

De 2.000 a.C. hasta 1.000 a.C. en el mundo surgirían nuevas civilizaciones: Cretense (Grecia), Micenica (Grecia), Hitita (Turquía), Ebrea (Palestina), Arios (Paquistán e India), y dinastía Shang (China); y, apareciendo hacia el final del periodo la escritura griega, la escritura jeroglífica hitita, el Sánscrito Indio, y la escritura China. En el año 1.100 a.C. los Fenicios fundan Cádiz, cerca de la capital Tartesia, donde es obvio que ¡Aprendieron a escribir!. A la península Ibérica le llaman ISPANIA. 

De 1.000 a.C. hasta 800 a.C. Se inicia La Edad del Hierro, los Fenicios se convierten en los amos del Mediterráneo y derrotan a Tartesos, bloqueando las rutas comerciales hasta el estrecho de Gibraltar. Esto produjo una convulsión en ISPANIA que tubo como resultado la fragmentación de las tribus antes cohexionadas con Tartesos.

En 800 a.C. Tartesos resurge debido a la caída de Fenicia en poder de los Asirios.  

En 600 a.C. Comienzan a llegar oleadas de Celtas Hallstat a España ocupando la zona Ibera del norte y Navarra, probablemente los Iberos huyen hacia la zona de Aragón, y País Vasco; de ahí que ahora esas zonas haya pasado a considerarse de cultura Ibera. 

En 500 a.C. hasta 218 a.C. Los Cartagineses (Fenicios asentados en Túnez) arrasan Tartesos, truncando el sistema económico peninsular, se inicia una larga guerra en la Península, y ocupan todo el espacio Ibero. Comienzan a llegar Celtas de cultura “La Tene” conocidos como Galos, que se instalan en la zona nordeste y en la zona central de ISPANIA (la zona central estaba poco poblada).

En 218 a.C. hasta 150 a.C. desembarcan los Romanos en ISPANIA, concretamente en la zona de la desembocadura del río Ebro, e inician la conquista de lo que ellos llaman HISPANIA, derrotando primero a los Cartagineses y ocupando sus territorios.  

En 150 a.C. hasta 136 a.C. se inician las “Guerras Lusitanas” (donde participaran Lusitanos y Galaicos) los romanos matan a 20.000 personas, y venden 9.000 como esclavos en Massalia (Marsella). La guerra termina en 136 a.C. con la victoria de Décimo Junio Bruto sobre los Lusitanos y Galaicos, lugar donde funda la ciudad de Valentia (Valença do Miño). 

En 136 a.C. hasta 25 a.C. se inician las “Guerras Cantabras” (guerras contra Astures, Cántabros y Galegos) que durarán 111 años. Terminando con la derrota de los Galec en el Mons Medullius.

CONCLUSIONES 

1.       El Estado Tartesio no se identifica como “cultura celta” por que conquisto la zona Ibera de la península, pero no se debe olvidar que la capital y el origen del estado Tartesio estaban enclavados en el corazón de los Celtas del sur, y esos celtas se identificaron a si mismos a los griegos como Keltoi, siendo los únicos de Europa (junto con los celtas de Galicia) que se identificaron así. Por lo que si tenemos en cuenta la antigüedad de la que hablamos los celtas Keltoi y los Galec (de Galicia) serian los precursores de la que se nombra ahora como “cultura celta” en el centro de Europa.

 2.      Los Galec fueron llamados Callaeci por los Romanos pero hay que tener en cuenta que el símbolo “C” en la península se utilizaba para expresar la “G”, no existiendo símbolo para la “C”, y utilizando “Ka” para el sonido “Ca”.

3.       Los romanos fragmentaron a los Keltoi en dos partes, unos en la Lusitania y otros en la Betica. Los Galec del norte también fueron fragmentados, unos en Gallaecia y los otros (Cántabros) en la Tarraconense. De esta forma, evitaron la integridad territorial como estrategia para romper su identidad de pueblo diferenciado.

REFERENCIAS  

1.       El Hombre de Orce

2.       Web Atapuerca

3.       Cueva de Altamira

4.       Tassili

5.       Piramide de Guimar

6.       Arte neolítico. España (6000 a.C.)

7.       Cultura de Almería:

8.       Esculturas Río Tinto: Revista Arqueohistoria núm. 1, año 1997.

9.     Alfabeto Koni (Tartesio): Formação da língua Portuguêsa (Carlos A.B. Castelo)

10.     Textos de Estrabon

11.    Última revisión de este documento: 18/09/02    

 

           Copyright: Marcelino SOMOZA SÁNCHEZ.

  • Técnico en informática, electrónica, banca, y contabilidad. Su gran pasión es la historia y lleva 15 años analizando información sobre los orígenes del pueblo Gallego, labor para la que ha tenido que estudiar textos en 6 idiomas. Es nativo de Sarria (Lugo).